Los mejores videojuegos de la última década

Tiempo de lectura: 8 minutos

La industria del videojuego se ha convertido en una de las más prolíficas. En España, su crecimiento no ha descendido desde 2013, salvo un breve desajuste en 2019. En 2020, la facturación fue de 1.747 millones de euros, según statista.com, dato que explica el nacimiento de nuevas formas de consumir videojuegos y el surgimiento de nuevas plataformas. Y no solo hablamos de la novena generación de consolas, con Play Station 5 y Xbox Series X|S como grandes representantes, sino de la explosión definitiva del online con apuestas basadas únicamente en esta forma de interacción.

A la hora de valorar los mejores juegos de la última década, el apartado online y los juegos multiplataforma tienen mucho que decir; sin embargo, la séptima y la octava generación de consolas llevan la voz cantante, con éxitos que pueden representar el final de una era en el mundo del entretenimiento.

Dark Souls

Este juego encabeza el ranking de los mejores videojuegos de la última década. No fue solo un bombazo desde su salida en 2011, sino que ha fructificado en una de las sagas más relevantes de la historia de los videojuegos. Hoy en día, es un título de culto en toda regla, y brilla, entre otras cosas, por su marcada personalidad.

Dark Souls nos instala en los mundos de Lordran, territorios de fantasía medieval donde prima la oscuridad y la atmósfera opresiva. En este contexto tenebroso, prácticamente nacido de las tinieblas, la muerte y el dolor, el personaje principal (un Hueco personalizable) debe vagar por este tétrico universo por culpa de una maldición. Pero no todo pinta tan funesto: el protagonista tiene la misión de descubrir el futuro de su especie, un objetivo claro que promete un final más esperanzador. Y es que la historia de Dark Souls está trabajada hasta las últimas consecuencias, permitiendo que, además de la acción constante, el usuario se sienta atrapado por un argumento perfectamente perfilado y guionizado.

La historia no se cuenta de una manera convencional, sino que opta por una narrativa disruptiva en la que prima la exploración durante todo el recorrido. En este sentido, el juego premia utilizar todos los sucesos que ocurren, no solo los principales, para seguir avanzando. Es esencial empaparse bien de la historia, descubrir todos sus matices, y usarlos para continuar con el máximo conocimiento posible. Está todo hilado y estudiado al milímetro, por eso es tan importante analizar cada detalle.

El juego ha encandilado a un amplísimo público por la ambientación gótica y el detallismo que impregna cada uno de los niveles. Durante sus travesías, el protagonista se encuentra con vastos paisajes tenebrosos, extraordinarios edificios, nieblas espesas, caminos impenetrables y toda suerte de enemigos, cincelados con precisión y dotados de gran personalidad. Este conjunto ha terminado por cristalizar en una mitología única.

Otro de los aspectos más destacados del juego es su alto nivel de dificultad. Dark Souls es conocido en el mundo gamer por la complejidad de sus enemigos, que pueden poner en verdaderos aprietos al jugador antes de permitirle avanzar. Ello implica decenas de decesos hasta superar a muchos de los jefazos, retando permanentemente al usuario. Un detalle que despierta recelos y enfados en sus jugadores, pero que, al mismo tiempo, se celebra en la comunidad gamer por la enjundia y la belleza de la experiencia. A pesar de esta dificultad, que genera una especie de amor-odio, la balanza siempre se inclina a favor de todas sus virtudes, incluida esa complejidad que, después de un tiempo, todo jugador necesita para sentirse realizado.

Los mejores videojuegos de la última década: narrativa, jugabilidad y arte

‘The Legend of Zelda: Breath of the Wild’

Es, hasta la fecha, una de las mejores apuestas de Nintendo Switch, lo que le hace colocarse entre los mejores videojuegos de la última década. Porque la llegada de ‘The Legend of Zelda: Breath of the Wild’ permitió desempolvar las grandes virtudes de la franquicia Zelda y alcanzar un nivel más. Un soplo de aire fresco y un nuevo concepto que enamoró a público y crítica por igual.

Una de las muchas grandezas del juego es la libertad del escenario que se presenta: Link puede hacer lo que quiera, casi literalmente. Sus decisiones y movimientos dependen del jugador, que puede recorrer este novedoso Hyrule a placer ejerciendo todo tipo de acciones, desde montar a caballo hasta talar árboles, pasando por la recolección de todo tipo de alimentos.

Esta nueva experiencia del mundo abierto en el universo Zelda implica que la historia deje de ser lineal. Sin embargo, sí existen santuarios, templos y mazmorras en los que realizar determinadas misiones, aunque Link puede afrontarlas sin un orden concreto, ahondando en la libertad del jugador.

‘The Legend of Zelda: Breath of the Wild’ es un videojuego todoterreno: si bien se lleva todos los aplausos en la concepción de la experiencia, el apartado visual es otra de sus grandes joyas. Más que un videojuego, el título parece una película de animación japonesa, con sus característicos colores y su ambientación basada en la pureza y autenticidad de una cultura única.

Se presentó como el juego más grande de la historia de Nintendo, y parece que lo consiguió.

Red Dead Redemption

El éxito rotundo de Red Dead Redemption, primer título y juego del año en 2010, propició una segunda entrega que superó en prestaciones a la anterior. Pero la magia de Red Dead Redemption, concebida como secuela de Red Dead Revolver, debe analizarse y celebrarse en conjunto. Porque, ¿cuántas veces hemos podido meternos en la piel de un vaquero con semejante libertad?

A lomos de un caballo (el que sea, el que uno se encuentre por el camino), John Marston surca el salvaje Oeste transitando todo tipo de pasos, praderas, llanuras y montañas en la vastedad de un mundo abierto realmente único. Es obra de Rockstar, responsable de Grand theft Auto, y traslada las fórmulas de esta leyenda de los videojuegos al oeste y a la perspectiva de un hombre que busca proteger a su familia, con los consabidos coletazos de venganza y justicia que acompañan las historias de vaqueros. De hecho, la influencia de los creadores de GTA se aprecia también en el motor gráfico RAGE, utilizado en la cuarta y la quinta entrega, y que ha venido de perlas para poner en funcionamiento las ciudades, los paisajes y los movimientos de los personajes. Los tiroteos y el sigilo elevan la acción hasta lo más alto, pero cabalgar es una de las sensaciones mejor conseguidas, además de haber creado escuela.

La segunda parte instaló el modo multijugador, con el fin de introducir la esencia online de Grand Theft Auto V en este western épico. Y funcionó, pues el éxito se mantuvo y se reconocieron las nuevas cotas de calidad alcanzadas, algo que también le hizo colocarse entre los mejores videojuegos de la última década.

En esta ocasión, Arthur Morgan, perteneciente a un grupo de bandoleros, protagoniza una historia madura, con multitud de matices y la puesta en valor de conceptos como el compañerismo, incluso dentro del mundo criminal, pero también desde el punto de vista de supervivencia. Un título que, a diferencia del predecesor, situado en la protección de la familia, se centra en la delincuencia de una banda que lucha por sobrevivir. Así, priman los atracos, asaltos y todo tipo de disputas que se saldan con huidas, explosiones y tiroteos ejecutados con extraordinaria belleza y frenesí. Ambos títulos ya forman parte de la historia de los videojuegos gracias a sus increíbles prestaciones y originalidad, alcanzando una personalidad única en su especie.

 The Last of Us

The Last of Us llegó con total alborozo al universo del videojuego.. Porque, a pesar del sinfín de historias de zombis que ya poblaban las plataformas, el título de Naughty Dog ofrecía algo diferente: una historia prácticamente cinematográfica. Tuvo la capacidad de convertir una temática manida en un producto original y, sobre todo, emocionante.

En esta ocasión, una terrible plaga afecta a una buena parte de la población, dejando la especie humana al borde del alambre. Y, en semejante situación dramática, los supervivientes luchan por los recursos y por mantenerse con vida. Dos de ellos son los protagonistas de esta historia, Joel y Ellie, que tratan de hacer piña para atravesar Estados Unidos sin perecer en el intento.

El juego combina a la perfección la acción, aventura y supervivencia con la emoción y la solidez de un guion de extraordinaria profundidad. De hecho, el jugador tiene la obligación de enfrentarse a decisiones realmente duras, capaces de poner a prueba sus sentimientos y su forma de entender la vida cuando esta corre peligro. La relación de los protagonistas es uno de los aspectos más trabajados del juego, y demanda la participación del jugador en todo momento, evidenciando la brillantez de un guion que sigue levantando preguntas entre los fans.

Es, sin duda, una referencia de Play Station, y seguirá dando que hablar durante muchos años. De hecho, ya está en marcha la serie, protagonizada por dos actores de Juego de Tronos (Pedro Pascal y Bella Ramsey), y que distribuirá HBO, una de las plataformas más fiables tras sus grandes éxitos del pasado (Juego de Tronos, Los Soprano, True Detective…).

Aquí podéis ver el fan art creado por nuestros alumnos del Máster en 3D con Maya del videojuego

¿Sabes cuáles son los mejores videojuegos de la última década?

Minecraft

Dentro del mundo eminentemente online, sabemos que Fortnite tuvo y sigue teniendo un tirón descomunal, pero Minecraft fue una de las primeras apuestas con tanta influencia online y tanta interacción entre jugadores. Con el paso de los años (salió en 2011), no ha bajado apenas su influencia, penetrando en todo tipo de públicos. De hecho, ha vendido más de 200 millones de copias en todas sus plataformas, hito que le coloca como el juego más vendido de todos los tiempos, y cuenta con 126 millones de jugadores al mes, una auténtica locura que nos obliga a meterle en esta privilegiada lista. Además, en España, un sinfín de youtubers y streamers siguen basando sus canales o parte de ellos en este juego, como ocurre con Willyrex, el Rubius, AuronPlay o Ibai Llanos.

El juego es un sandbox con una mecánica muy sencilla: construir una especie de granja en los diferentes biomas para conseguir minerales y otros materiales. Así, los usuarios pasan el tiempo talando, excavando, construyendo y consiguiendo una serie de logros para seguir avanzando en su labor, sin una misión específica más allá de crecer como constructores.

El juego destaca por sus bloques tridimensionales (estética pixel art) que representan los distintos elementos de la naturaleza. Esta estética retro, normalmente impensable en juegos del siglo XXI, se ha convertido en un rasgo significativo e identificable que ya es marca del videojuego.

El modo multijugador es el que ha dado más relevancia al juego, creando disputas de todo tipo a la hora de construir y destruir edificaciones entre los participantes. En esta línea, Minecraft ha alcanzado unos niveles de personalización inimaginables, tanto que muchos creadores de contenido han organizado experiencias y juegos propios dentro del mismo título, como AuronPlay y su Juego del Calamar o Tortillaland, con la participación de multitud de jugadores en modo cooperativo y competitivo. Por otro lado, también ha tenido gran calado el modo de supervivencia, en el que los usuarios deben enfrentarse a todo tipo de mobs.

Minecraft revolucionó el mundo gamer con una apuesta arriesgada a la par que sencilla, hasta el punto de convertir el juego en una experiencia social. Diez años después, su éxito no decrece.

Se han quedado fuera del ranking de los mejores videojuegos de la última década algunos hitos de la década como Grand Theft Auto V, The Witcher o God of War, incluso joyas más humildes como Journey; sin embargo, es realmente exigente reducir la excelencia de los videojuegos a un ranking de cinco títulos, y consideramos nuestras elecciones como elementos realmente representativos de los últimos diez años. Un homenaje a las generaciones séptima y octava que están entonando su final de una manera más que sobresaliente.

Máster en 3d con Maya

FacebookTwitterLinkedIn