Cómo ser un Concept Artist y no morir en el intento

Si estás leyendo esto es porque probablemente te apasione el mundo de la ilustración y el concept art y quieras dedicar (o ya estés dedicando) parte de tu trayectoria profesional a esta disciplina. Si lo que te estás preguntando es cómo ser un Concept Artist profesional, solo te podemos decir que ya lo eres, pero te traemos algunos consejos para ser el mejor. Y es que,  el trabajo de estos grandes profesionales consiste en transmitir visualmente una idea o un sentimiento para su uso en películas, videojuegos o cómics. Ahora bien, hoy en día para ser concept artist primero tienes que poseer arte y talento y lo más importante: ganas para llevarlos a otro nivel.  Entonces… ¿cuál es la clave para poder triunfar como concept artist y no morir en el intento? Hay una serie de tips que como artista digital deberías poner en práctica (al menos una vez en su vida) para sacar el máximo rendimiento a tu talento, dar rienda suelta a tu creatividad y conseguir que sean muchas las empresas que quieran tener un profesional como tú en su equipo.  ¡Comenzamos!

1.- ABRE TU MUNDO SIN CAMBIAR TU ARTE

Un buen concept artist tiene que ser una persona curiosa y constante. ¿Se entendería igual una película futurista si esta estuviese ambientada en la época victoriana? ¿O qué ocurriría si los personajes de ‘Tadeo Jones’ fueran vestidos con un traje de la Edad Media? El punto de partida para crear un buen concept es el proceso de documentación y búsqueda de referencias. Si eres de esas personas que serían capaces de apuntarse a un curso de japonés, por el simple hecho de aprender algo nuevo, o de ponerse a las tres de la mañana a buscar en Youtube vídeos de Carlos Baute bailando salsa para poder representar visualmente esos movimientos, el mundo del concept art te está esperando. Y es que los concept artist son personas cuya curiosidad no tienen límites y que tienen claro que no fue la curiosidad quien mató al gato, sino que fue la ignorancia. Compara, investiga y observa el mundo que te rodea para abrir aún más tu mundo y plasmarlo en tu arte y te contestarás a ti mismo a la pregunta de cómo ser un buen concept artist.

2.- DISCIPLINA Y TRABAJO

Ser concept artist es asumir que una imagen vale más que mil palabras y si no que se lo digan al Ecce Homo. Si te preguntas cómo ser buen concept artist y no frustrarte cientos de veces en el camino tendrás que convertirte en un experto en el arte de contar historias a través de un discurso visual. Estos profesionales tienen el poder de indicar al espectador si el personaje que están viendo es rico o pobre, extrovertido o introvertido o deportista o intelectual, así como desvelar algunos de los rasgos de su personalidad. Si quieres mejorar tus competencias en composición narrativa y ritmo visual lo mejor que puedes hacer es ser consumidor de películas, videojuegos o cómics y dar así rienda suelta a tu imaginación. ¡Atrévete a imitar y a traspasar los límites del arte! La constancia y la disciplina son dos de los ingredientes que llevarán tus creaciones a otro nivel.

3.- CON HUMOR TODO ES MÁS SENCILLO

Aunque en un principio estemos satisfechos con nuestro concept existe la posibilidad de que, al llegar al departamento de modelado o animación, este no cumpla con determinadas necesidades técnicas. ¿Cómo te apañarías para cambiar la ropa a un personaje para que así puedan animarlo? ¿O qué harías si tuvieras que cambiar de un momento para otro el aspecto de una criatura para que transmita una determinada personalidad? Si algo tienes que tener claro es que los problemas se afrontan mejor con calma y, sobre todo, con mucho humor. Así que, si te tienes que enfrentar a este tipo de situaciones tómate un tiempo para analizar qué es exactamente lo que no funciona y, una vez hecho, toma las riendas del proyecto y demuestra al mundo por qué el concept art es tu pasión.

4.- NETWORKING, PERO DEL DE VERDAD

Crear una red de contactos afines a nuestro ámbito de trabajo o, en un lenguaje más moderno, hacer networking es una de las mejores maneras de establecer vínculos profesionales.  Las relaciones laborales son como el papel higiénico, no piensas demasiado en ello, pero ¡ay cuando no está! (y más tiempos de coronavirus). Nuestro consejo es que acudas a todos los eventos relacionados con el mundo de las artes digitales que haya a tu alrededor y que preguntes a los profesionales a los que admires y es que, como dice el refranero español, “sabe más el diablo por viejo que por diablo”.  Muchas veces vale más una cerveza o un refresco en un ambiente distendido que tener miles de contactos LinkedIN. Sea como sea tienes que tener claro que para disfrutar de tu profesión necesitarás estar preparado para aceptar críticas y asumir que tu trabajo puede sufrir cambios. Además, nunca deberías olvidarte de que el mejor lugar para hacer networking es tu trabajo: cuida de tus compañeros y el resultado final será único.

5.- CONFÍA EN TI Y EN TU INSTINTO

El dibujo es el alma de un concept artist. Y es que no hay nada como un folio en blanco y un lápiz o cualquier herramienta digital para hacer realidad todas las ideas que aparecen en nuestra mente.  Si te preguntas cómo ser un buen concept artist ¡acostúmbrate a llevar contigo un cuaderno, a dibujar todo aquello que se te ocurra y atrévete a descubrir tu instinto! Piensa que una hoja en blanco es como una visita al dentista: un mal trago que debes pasar cuanto antes. Sin embargo, en cuanto cojas el ritmo y pierdas el miedo a este trámite, estarás igual de tranquilo que Tadeo cuando está en su zona de confort con el loro Belzoni y su perro Jeff. Además, si quieres alcanzar el éxito nunca dejes de aprender y de darle al dibujo la importancia que se merece dentro de tu trayectoria profesional.  Con un poco de confianza y con tu talento podrás llevar tu carrera profesional hacia el éxito.

 6.- HAY VIDA MÁS ALLÁ DEL CONCEPT ART

Hay un universo de hobbies por descubrir más allá del mundo del concept art, te lo prometemos. Cuando tengas tiempo libre, menos concept art y más contestar: a tus amigos, familia, pareja, …  Si llega un instante en tu trayectoria profesional en el que no puedes dejar de pensar en todas las tareas que tienes pendiente o has comenzado a analizar los movimientos de tus amigos mientras estás de fiesta con ellos, ha llegado el momento de parar y disfrutar de la vida.  Ir al gimnasio, acudir al concierto de uno de tus artistas preferidos o pasar un buen rato con tus amigos … ¡disfruta de tu tiempo libre! Y verás como al volver a la rutina estarás más despejado para crear concepts únicos.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
Escríbenos:

Te responderemos lo antes posible

¿Ilegible? Cambiar texto captcha txt