Franceska, más que una comedia de animación 3D

Tiempo de lectura: 6 minutos

Desde un punto de vista divertido y reivindicativo, Franceska cuenta la historia de un complejo experimento en una casa de tinieblas. El protagonista es Victor, un científico de dudosa reputación que trata de devolver la vida a Franceska, una mujer por la que sintió una gran admiración antes de que ella muriera. Sin embargo, el desalmado personaje no solo busca resucitar a la difunta sin permiso, sino que pretende hacerlo basándose en los cánones de belleza que la sociedad ha impuesto a las mujeres. Para cumplir sus planes, Victor cuenta con la ayuda de Igor, un menudo hombre servicial que, además de acatar las órdenes de su jefe, oculta un secreto amor hacia el científico.

Un Frankenstein moderno

Con una bella impronta de película de terror clásica, el cortometraje Franceska se presenta como una revisión de Frankenstein, mito literario de Mary Shelley, y de la célebre película El doctor Frankenstein, de James Whale. En un marco de humor, encanto y tinieblas, la ficción de Lightbox Academy hace gala de temas sociales que brillan con luz propia en la realidad actual.

A través de Franceska, Alberto Cano, director y guionista del cortometraje, busca divertir al público a través de una transformación moderna de un clásico de la literatura y del cine, pero va más allá con el fin de concienciar a través de la animación.

El cortometraje Franceska, cuenta con un reparto animado de lujo

El personaje principal destaca por representar el lado oscuro del corto, pero se coloca en el centro para combatir su carácter nocivo a lo largo del cortometraje. Victor es ambicioso y despiadado, y no solo se observa en su muestrario de expresiones tenebrosas, sino en su principal objetivo: la resurrección de Franceska jugando a ser Dios. Esta forma de ser perversa choca frontalmente con la personalidad de Igor, un hombre bueno que ayuda día y noche a Victor por puro amor, a pesar de no ser correspondido por el científico.

Al otro lado, Franceska reposa sin vida en la mansión, concretamente en la sala de operaciones del científico, a punto de volver a la vida. Una mujer muy especial que despierta admiración por parte de Victor, pero cuyo regreso a la vida se antoja muy diferente: usando las piezas de otros cuerpos, el científico pretende transformar el físico de la joven a imagen y semejanza de los conceptos más superficiales de la sociedad actual. Y como cuarta pata de esta divertida historia, un personaje grande y misterioso, de nombre Franky, y que, poco a poco, desvela su sorprendente naturaleza.

Atmósfera gótica y clásica

Además de sus mensajes potentes y necesarios, el cortometraje, con ecos de Tim Burton, atrapa la esencia de las películas de terror clásicas a través de multitud de guiños hacia el género (música, títulos de crédito, etc.) y detalles técnicos y plásticos, puntos en los que se advierte la cuidada animación y la impecable factura estética. Desde su misterioso jardín sembrado de plantas puntiagudas hasta el tétrico cementerio con la tumba de Franceska, pasando por el crudo blanco y negro, cada elemento se erige sobre la belleza del universo gótico, culminado con la espeluznante mansión sobre la colina, de corte similar a la de Eduardo Manostijeras, la propia El doctor Frankestein o Psicosis. Es, en esencia, un homenaje al cine de terror gótico y clásico, sin olvidar su misión de concienciación social.

Franceska y su poder para concienciar

Franceska está situada en un período indeterminado del pasado, pero su trasfondo transgresor y reivindicativo resulta vital en un momento clave como el actual. En este sentido, aunque la película bebe del humor, se sustenta en varios mensajes claros que califican como necesario este producto.

En primer lugar, se produce un giro en la filosofía de la historia: en la novela de Shelley, Frankenstein, además de mostrar una realidad penumbrosa, representa el lado oscuro del ser humano; por contra, en Franceska reina, por encima de todo, el amor, sentimiento que prospera en el metraje frente a la maldad. Y va más allá: ¿y si el personaje de Frankenstein, originariamente oscuro, encarnase todo lo contrario en esta divertida historia? En este apartado, quizá tenga mucho que decir Franky, una de las incógnitas mejor guardadas de Franceska.

Al mismo tiempo, la figura de Igor es un ejemplo claro de esta apuesta por el amor sobre la oscuridad, pues destaca su carácter romántico y tierno, y, además, sirve como andamiaje para otro de los mensajes importantes del corto: la representación del colectivo LGTBI en el cine de animación, prácticamente inédita hasta la fecha. Su amor secreto por Victor es la gasolina del personaje.

Franceska, busca concienciar a los espectadores a través de la comedia y la animación

Finalmente, los maquiavélicos planes de Victor radican en la falta de consentimiento, la apropiación, la clara cosificación de la mujer y la estandarización de los cánones de belleza del género, conceptos que el cortometraje analiza con afán de crítica. El papel de la mujer y su valía en la sociedad se ponen sobre la mesa.

En definitiva, Franceska representa el triunfo de ciertos colectivos históricamente minusvalorados frente al odio, la maldad y los sentimientos más oscuros de la sociedad. Trata de introducir aire fresco al cine de animación, sirviéndose de una historia clásica que ha transformado con astucia y compromiso.

Un corto con aroma de escuela

Como todos los años, Lightbox Academy propuso el desarrollo de un corto de animación a sus estudiantes. Así, alumnos y profesores se pusieron manos a la obra, al igual que Victor, para dar vida a Franceska. Sin embargo, a diferencia de las malas artes del científico, los participantes del cortometraje decidieron poner en valor dos buenos conceptos: el humor y la reivindicación social. Utilizan la base de la historia clásica, pero cambian las reglas del juego para defender algunos derechos que todavía siguen peleándose en la sociedad actual.

El mencionado Alberto Cano, además de director y guionista, es artista 3D, y lleva años dedicado al mundo de la animación, compaginando su actividad como profesor de los Máster en Modelado 3D con el trabajo en la Industria. Ha trabajado para empresas punteras del sector y ha participado activamente en películas como Las Aventuras de Tadeo Jones, Futbolín y Atrapa la Bandera, también de Lightbox Animation Studios.

David Alonso, codirector de Tadeo Jones 2, también ha formado parte de Franceska. En cuanto al plantel de estudiantes, intervinieron los alumnos de Ilustración y Concept Art para dibujar la ambientación y los elementos que componen la historia (personajes, escenarios, etc.), mientras que los alumnos de modelado 3D ahondaron en la personalidad de estos detalles. Entretanto, se tomó la decisión de desarrollar el material en blanco y negro como claro guiño a las novelas y películas clásicas.

A partir de aquí, empezó a abordarse la magia de la animación, vital para insuflar vida a la historia. Pero como todos los proyectos de renombre, Franceska se topó con un grave problema en esta parte del proceso: la pandemia del COVID-19. En estas circunstancias difíciles, la familia de Lightbox Academy continuó en remoto con la animación y, una vez superado el trabajo con mucho esfuerzo y pericia, se oteó la luz al final del túnel con la posproducción y el etalonaje. El corto estaba prácticamente listo.

Franceska ha contado con el trabajo de 130 personas durante más de dos años de proceso. Entre ellos, además de profesores y estudiantes, han resaltado el compositor Ezequiel Navarrete, que encontró las melodías perfectas para evocar la ambientación de terror clásico, y el actor de doblaje Claudio Serrano (voz en castellano de Christian Bale, Ben Affleck…) para poner la guinda a los personajes.

Premiere Franceska from Lightbox Academy on Vimeo.

El futuro de Franceska

Franceska es una apuesta fresca que permite revisar el cine de siempre para ubicarlo en la realidad actual de una ciudadanía que no solo pretende divertirse, sino permanecer al día, reivindicarse y apostar por los derechos de todos. El cortometraje ha sido preseleccionado para los Premios Goya de 2022 y circulará por los festivales internacionales de cine durante un año, por lo que su importancia a nivel social promete exportarse para concienciar a su público y crear escuela. Además, Franceska cuenta ya con dos Premios en Festivales y 10 selecciones Oficiales en Festivales Internacionales.

Una vez más, desde Lightbox Academy apostamos porque nuestros alumnos conozcan de primera mano el trabajo en la Industria y terminen su formación preparados para trabajar en ella. Franceska, al igual que Madrid 2120, es el ejemplo de que con trabajo, tesón e ilusión, los sueños se cumplen.  ¡Larga vida a Franceska!

FacebookTwitterLinkedIn