¿Qué es el Matte Painting?

Tiempo de lectura: 4 minutos

La complejidad y el perfeccionamiento de los proyectos audiovisuales actuales implica una apuesta por la creatividad y la tecnología, dos conceptos que deben retroalimentarse para conseguir los mejores resultados. Y no solo eso: el uso de ambos medios y la correcta integración de los mismos permite no solo rubricar grandes proyectos, sino abaratar los costes de cada uno de ellos. Un claro ejemplo de este tipo de técnicas es el Matte Painting. Pero, ¿en qué consiste esta disciplina? ¿Es un trabajo de VFX o de ilustradores? Sigue leyendo, te contamos qué es el matte painting y cuáles son sus aplicaciones.

¿Qué es el Matte Painting?

El matte painting es un ejemplo perfecto de cómo se puede asaltar el universo de la imaginación de una manera más o menos sencilla, siempre y cuando se controle la técnica. Consiste en generar todo tipo de escenarios a través de la superposición de ilustraciones, imágenes o vídeos, y conseguir que parezcan 100% realistas. Es un tipo de efecto especial que, gracias a la irrupción de la tecnología digital, ha pasado a ser un efecto visual casi en su totalidad, trabajado en preproducción y aplicado finalmente en postproducción.

Hace años, sí hablábamos de efectos especiales propiamente dichos, ya que la técnica se desarrollaba en el set de rodaje a través de pinturas sobre láminas de vidrio. La cámara apuntaba al cristal y se conseguía un efecto óptico para que los actores se incrustasen dentro de esa imagen proyectada, que actuaba como fondo. Y fue el director y pintor Norman O. Dawn, en 1907, quien utilizó este procedimiento por primera vez en la película Missions of California. Con el tiempo, le siguieron otros directores y otras películas, incluyendo hitos del cine como King Kong o Ciudadano Kane, donde la aplicación de esta técnica es clave en sus historias.

El Matte Painting ha pasado de ser un efecto especial, a un efecto visual

Sin embargo, con el paso de los años, los ordenadores cogieron protagonismo y empezaron a desarrollar el matte painting de una manera mucho más económica, permitiendo un gran ahorro en las grandes producciones, que habrían sido mucho más caras si no hubiesen contado con él. De hecho, este sistema se utiliza en películas y series de gran presupuesto, sobre todo en películas de fantasía o ciencia ficción que requieren la generación de mundos irreales. Estos universos especiales no son fácilmente recreables con elementos de la realidad, por lo que es mucho más sencillo y económico acudir al arte del matte painting. Los grandes equipos, las maquetas y las complicaciones de rodaje han disminuido gracias a la sofisticación de esta herramienta. Por ello, no es de extrañar que producciones como El señor de los anillos, Star Wars o Juego de Tronos se hayan licenciado en el uso del matte painting, generando algunos de los escenarios que han enamorado a millones de fans en todo el mundo, y que, sin ser reales, han permitido alcanzar extraordinarias cotas de realismo.

 

¿En qué tipo de producciones se utiliza el Matte Painting?

El matte painting se utiliza en diferentes ámbitos que requieren un buen apoyo visual. La fotografía, la ilustración, la arquitectura y la publicidad son algunos de ellos, pero el cine, las series y los videojuegos son los campos estrella de esta técnica. Sobre todo para generar esos fondos o backgrounds que ayudan no solo a componer la escena, sino a dotar de una personalidad propia a cada obra.

Para conseguir un buen matte painting realista, es importante manejar ciertas cuestiones. Antes de empezar, lo más importante es definir la idea o seguir el briefing que haya mandado el cliente. A partir de aquí, empieza un proceso de documentación que es de vital importancia, ya que ayudará a componer la escena y a alcanzar el realismo buscado, ya sea un escenario real o de fantasía.
Una vez colocadas las primeras piedras, es capital el buen uso de la luz, ya que un escenario debe tener la iluminación correcta y las texturas pertinentes en relación con el espacio en sí, con el tono de la producción, con el contexto en el que se enmarca y con los protagonistas que puedan aparecer en ella. También, dominar conceptos como la perspectiva, la profundidad y las proporciones es clave a la hora de implantar realismo en el matte painting; la correcta colocación del horizonte es imprescindible, permitiendo que el escenario envuelva la secuencia de manera realista. En esta línea, el uso del color es otra habilidad necesaria para componer correctamente un escenario e integrarlo correctamente en la historia, así como el uso de la pintura mate. En general, es importante dominar las técnicas de la composición en todos los sentidos.

Hoy en día, no es necesario gastarse mucho dinero para lograr un buen trabajo en matte painting. Softwares como Adobe Photoshop, Adobe After Effects, Maya, ZBrush, Nuke y Autodesk 3Ds Max están al alcance de todos y nos proporcionan herramientas suficientes para componer estas delicadas obras de arte. La utilización de unos o de otros, o la integración de varios de ellos, depende mucho del tipo de trabajo. En este sentido, la imagen fija o en movimiento tendrá un papel fundamental.

Por suerte, con los medios de la actualidad es posible alcanzar cualquiera de los objetivos propuestos y llegar a esas cotas de realismo audiovisual que antes parecían cosa de magia.

Si tu también quieres dedicarte a la mágica disciplina del Matte Painting y quieres conocer el mundo de los VFX y la Ilustración, nuestro Curso de Enviroment y Matte Painting te ayudará a prepararte en una técnica creativa en el que los límites solo los pones tú.

FacebookTwitterLinkedIn